sábado, mayo 17, 2008

COSAS QUE, AUN APUNTADAS, NO SON NADA

No es la primera vez que me pasa. Pero nunca escarmiento. Suele ocurrirme en momentos decisivos: dos o tres días antes de la entrega de algo importante. A la desdicha de estar perdiendo el tiempo frente a una pantalla inerte, se añade el infortunio de no haber copiado en ningún cedé ni uesebé el documento en el que llevaba trabajando unos cuantos meses. El botoncito del portátil no contesta. ¿Qué te pasa? ¿Estás agotado? Bueno, yo también a veces, pero no por ello cierro los ojos y me quedo muda. Tú te pones sombrío y opaco, como la noche oscura del alma, sin más. Eso no es decente. Renquea un poco antes, anda, quéjate del ardor febril, ponte ese tapiz azul con rayas, chirría, avísame de que te estás quedando seco.
Paso la noche en vela, en duermevela. Por favor, vuelve, regresa, o devuélveme mis páginas, mis bibliografías, mis notas al pie. Sé que estoy ridícula rogando a un trasto lleno de teclas y botones impasibles que me regale un suspiro, un ruidito, un destello fluorescente; pero sólo quiero que no te engullas las transcripciones de cartas manuscritas, los índices, los análisis de textos esparcidos en decenas de carpetas amarillas.
Hago recuento de la pérdida, como el general de un ejército hace de sus soldados fallecidos en el frente. Lo cierto es que mi portátil no guarda una gran novela ni un ensayo magistral. Sólo frases imperfectas, capítulos inacabados, el rastro de un día y otro de lecturas, dudas y pesquisas, algún tímido balbuceo de la musa.
La madrugada empieza a desatar las advertencias cotidianas. “¡Parece mentira!¿Cómo no guardas en otro sitio lo que escribes?”. Me bebo de un tirón el vaso de agua que tenía en la mesilla, pero sigo ahogada en él, como hacemos todas las criaturas humanas de vez en cuando.
Y me quedo medio dormida haciendo inventario de lo que no guardé en el trasto lleno de teclas y botones impasibles; cosas inmunes al fuego, a un ciclón, a la guerra. Entre las persianas se cuela una frase de Carmiña: “Hay cosas eternas, aunque no las apuntes, y otras que aun apuntadas no son nada.”

13 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Pero, ¿se encendió o no el ordenador a la mañana siguiente? No nos dejes en este insomnio, quiero decir, agobio...

Inma dijo...

A la mañana siguiente el ordenador seguía fuera de combate. Afortunadamente Koke acudió raudo para calmarme los nervios y cambiarme mi exhausto cargador de batería por el suyo...¡Y resucitó!

La verdad es que prefiero ese final feliz, aunque con él se esfumara todo el dramatismo nocturno.

Un abrazo, Enrique.

E. G-Máiquez dijo...

Qué alivio. ¡Bien por Koke! Y bien por la batería exhausta, que te rindió un último servicio: te (nos) dio una entrada.

ratoncito perez dijo...

¡No me lo puedo creer! ¿A estas alturas?...
Menos mal que tienes un "Koke" que todo lo arregla, pero además tú ya sabes que también cuentas con una "tía" con un buen cargador de batería.
Me gusta lo de ratoncito pérez, pero es que...

Inma dijo...

¡Tía!¡qué ilusión y qué sorpresa verte aquí! No creas que no pensé en ti aquella noche, intentaba consolarme recordando que un día me contaste que, entre tus cientos de programas informáticos, tenías uno que lo recuperaba TODO...
A ver si el "ratoncito pérez" me trae un texto en tu nuevo blog, eh.
¡Un fuerte abrazo!

Anónimo dijo...

¡Ay! As Carmiñas son unha verdadeira maravilla.

Un biquiño, Inma.

E non te preocupes, o bo quédase no interior...

Toño.

http://disparodenieve.blogia.com

Jesús Beades dijo...

Hola Inma, me alegro por ti que fuera una falsa alarma de holocausto digital. ¡No abandones tanto el blog!

Carlos RM dijo...

Me alegro de que tuviera arreglo, pero sobre todo me alegro (y casi no me lo creo) de que hayas vuelto a escribir[nos] aquí. No nos tengas tan a régimen, mujer.

Inma dijo...

Yo también me alegro de saber que aún visitáis de vez en cuando este campo que lleva seco tanto tiempo.
En cualquier caso, yo no dejo de visitaros, aunque soy un poco silenciosa y no dejo demasiadas huellas.
Abrazos agradecidos a todos.

AnaCó dijo...

Uffff!!! menos mal que volvió, yo a mitad de entrada estaba ya dando tumbos...yo cambié mi trasto de teclas después de un susto en diciembre, la verdad el nuevo está muy bien, pero mi viejo pc...qué quieres que te diga, tenía ya su roce y una que es sentimental...
Qué bien que se haya resuelto y te haya arrancado una entrda,
Abrazo!

Píramo dijo...

Dónde andas

©Torneo de Caballeros (Moderador) dijo...

Hola, te queremos invitar a un torneo muy peculiar:

http://loscaballerosdeladamadecristal2.blogspot.com

Nos gustaría contar con tu participación.
También el que lo desee puede participar. Es libre para todos.

Saludos cordiales,

Veni Vidi Vici!!

Anónimo dijo...

I know this webѕitе presents quality bаsed articlеs аnd other data,
is theгe anу otheг ωebsite which giveѕ these
kinds of dаta in qualitу?

Taκe a look at my blog ... article on health